Eventos

Empezamos una nueva formación de terapeutas cuánticos.

Método TCU

A través de la técnica T.C.U, nos adentraremos en una nueva forma de sanación universal para sanar la desconexión del Ser en los órganos, en las células y en todos los sistemas del cuerpo para hallar el salto y sanar la desconexión en el aura, en los chacras, en los meridianos, etc., y mirar todas las estructuras falsas, sanarlas y recuperar la estructura universal pura para que se ponga a funcionar de nuevo en el aquí y ahora, sanando todas las desconexiones de un plano al otro desde el cuerpo físico hasta la Fuente Universal, sin tiempo ni espacio, desde la intención que mueve la cuántica por todo el Universo.

Artículo sobre TCU.

Entramos en un nuevo concepto de sanación, donde utilizamos la Tecnología Cuántica Universal para tratar al paciente desde el concepto cuántico.

En el Universo todo se mueve por líneas de tiempo que crean una realidad. Nosotros, en la Tierra, creamos la realidad a través de los pensamientos y emociones. Todo ello nos crea una estructura energética y genética que es la que mueve nuestra realidad.

Nosotros como Seres ya tenemos una estructura energética pura, pero debido a la densidad de la materia y a la falta de conexión con el Ser, vamos cambiando esa estructura pura por una estructura densa que nos aparta de nuestro propio sistema de evolución.

En nuestra estructura pura tenemos la vibración necesaria para desarrollarnos en la experiencia universal como Seres independientes, viajando por el Universo para cumplir una misión que va más allá de la misión de vida. Esta misión siempre está conectada con la unidad universal (FUENTE). Dicha conexión nos hace ir siempre guiados en nuestra experiencia externa como Seres universales.

Debido a la creación de la dualidad, nuestra energía recibió una información confusa que nos alejaba de nuestra verdadera conexión, creando estructuras falsas universales, donde no nos conectábamos a la Fuente verdadera de energía. Esto ha hecho que podamos crear una estructura destructiva y falsa.

Explicado de una forma más terrenal, nuestros pensamientos negativos, faltas de amor, los apegos, las carencias, el miedo, el rencor, la envidia, la competencia, la comparación, los celos, la rabia, etc., nos hacen crear una estructura falsa, porque dentro de nuestro interior realmente no sentimos esas emociones. Pero por la dualidad y la desconexión de nuestro Ser creamos una personalidad basada en esas emociones, creadas en nosotros también por las estructuras falsas de la sociedad, llevándonos a crear una estructura propia basada en la densidad y en la necesidad de lo externo para sentirse útil en la vida terrenal.

Esta baja vibración nos hace perder la conexión con nuestra cuántica interior. Si nos fijamos, nuestro cuerpo es totalmente cuántico, funciona por sí solo. Cada cuerpo es un mundo. Tenemos un concepto de tratar todos los cuerpos por igual. Pensamos que todos los cuerpos enferman por la misma razón, por el paso del tiempo, pero eso no es así. Hay cuerpos jóvenes, incluso de niños, que enferman.

La sociedad actual trata la enfermedad como un enemigo al cual hay que parar, o hacer que las patologías se  callen de alguna manera, tratando  la enfermedad solamente desde la parte química, que también es importante porque somos químicos en  una parte, pero también somos vibraciones, pensamientos, emociones, y tenemos un propio sentir interno. Nuestro cuerpo forma parte de todo ello. Cuando hay un desequilibrio, debemos tratarlo a todos esos niveles para lograr equilibrarlo, y T.C.U nos amplía aún más el

concepto de sanación, no dejando atrás la enfermedad sino tratándola como una oportunidad de sanación y entendiendo que hay muchas anomalías que llevan aun problema en concreto que puede ser físico, emocional, energético, social… No importa el conflicto, lo que importa es ver qué parte de nosotros ha recogido esa información y qué estructura falsa hemos creado en nosotros.

Pensad que una estructura falsa es como si lleváramos una energía que está creada por nuestros miedos más profundos y por todos los miedos de nuestro árbol genético. Esto provoca una bajada en la vibración de nuestro A.D.N. y perdemos la conexión con el libre albedrío y desequilibramos nuestro cuerpo etérico (Ser), nuestro cuerpo vibracional (mente) y nuestro cuerpo material (físico). Se desconectan los unos de los otros y nos desprogramamos de nuestro poder de evolución.
T.C.U es una técnica enviada por una corriente energética de puro amor que proviene de Sol Central del Universo (la luz pura) y de un lugar llamado Akros, que es un planeta vibracional parecido la Tierra ya que su color es azul. Akros está ayudando a la Tierra en los últimos 3.000 años en su subida vibracional. La Tierra como planeta ya lo ha hecho.

Ahora estamos haciendo esa subida vibracional como humanos para así cambiar el concepto social que está creado por una estructura falsa, basada en la manipulación y en el miedo. Pero como dicen los Seres Diamante (que son los habitantes de Akros): no debemos mirar lo que hemos hecho mal a nivel externo y querer cambiar el mundo sin cambiar nosotros. Lo importante es la evolución individual. Esto llevará a la evolución de la sociedad, que la crea cada individuo. Si la sociedad es llevada por individuos libres, será una sociedad libre.

Ellos nos han dado todo este sistema de sanación para la liberación de toda la manipulación celular y genética que llevamos por la forma de vida atropellada que entre todos hemos creado. Pero lo que más nos afecta es la desconexión con el Ser.
A través de la técnica T.C.U (Tecnología Cuántica Universal ), nos adentraremos en una nueva forma de sanación universal para sanar la desconexión del Ser en los órganos, en las células y en todos los sistemas del cuerpo para hallar el salto y sanar la desconexión en el aura, en los chacras, en los meridianos, etc., y mirar todas las estructuras falsas, sanarlas y recuperar la estructura universal pura para que se ponga a funcionar de nuevo en el aquí y ahora, sanando todas las desconexiones de un plano al otro desde el cuerpo físico hasta la Fuente Universal, sin tiempo ni espacio, desde la intención que mueve la cuántica por todo el Universo.

Todo ello lo activaremos desde el cuerpo mecánico cuántico, que está dentro de nuestro cuerpo físico, que tiene toda la información de nuestra verdadera energía y genética del Ser y toda la información negativa que lo han desconectado.

Trabajando en él sanaremos todo lo que tengamos que sanar  ayudados por la tecnología cuántica que se basa en forma, sonido, color, vibración, creando una energía única que nos ayudará a llevar al Ser, mente y cuerpo a su unidad y a su verdadera vibración.

Cuando trabajamos el concepto T.C.U estamos trabajando a todos los niveles de realidad que afectan a un Ser encarnado, y conectados con la realidad del amor incondicional vamos haciendo que el Ser simplemente recuerde su verdadera vibración y conexión, activándolo en el aquí y en el ahora. La sanación es un efecto colateral, pero lo que crea la sanación en sí es simplemente la activación de la memoria de origen del Ser.

Es un nuevo concepto amplio que nos enseña que no existe el tiempo lineal, que todo sucede al mismo tiempo y que todo es posible, dependiendo de lo que queramos crear o no. Durante el proceso aprenderemos muchas cosas. Os detallamos algunas para que podáis entender el proceso que se va a realizar en la formación, por si sientes vivir esta experiencia y ser un terapeuta cuántico T.C.U.

• Conocer la mente cuántica.

• Mover la energía cuántica sin tiempo ni espacio.

• Conectar con los Seres de Akros.

• Abrir nuestro canal multidimensional.

• Saber utilizar la tecnología cuántica. Conocerla, experimentarla y trabajarla en ti y en los demás.

• Qué son la líneas del tiempo. Saber entrar en ellas. Desprogramar las falsas y programar las evolutivas.

• Conocer el cuerpo cuántico y saber trabajarlo en nosotros mismos y en los demás.

• Entrar en el campo celular y rescatar la memoria de origen.

• Conectar con la célula madre.

• Saber canalizar el lenguaje del cuerpo para llevar a la sanación.

• Mover los cuerpos a través de la tecnología cuántica.

• Testar el cuerpo físico, psíquico, emocional, vibracional y energético.

• Crear puentes de conexión de un plano al otro.

• Exploración hipnótica de todas las experiencias de vida.

• Acompañamiento terapéutico cuántico.

• Masajes cuánticos.

• Movimientos cuánticos.

• Sanar desde el pensamiento.

• Activación de la sanación a través de la voz.

• Crear magia sanadora.

• Desactivación de implantes energéticos, genéticos, emocionales, manipulaciones e implantes de enfermedades.

• Saber  diferenciar si son implantes puestos o impuestos.

• Liberar las placas emocionales.

• Detectar las estructuras falsas, sanarlas y transformarlas.

• Conectar con la estructura de origen, el Yo Esencial.

• Saber tratar la enfermedad desde el concepto cuántico y liberar todos los cuerpos enfermos.

• Conectar con el Yo Esencial y la célula madre y activar el programa de auto corrección y sanación en todos los planos.

• Activar el A.D.N. regenerador desde la esencia de la Fuente.

• Conectar de nuevo con el sentido de la misión del alma.

• Sanar las sombras.

• Liberación de egrégores sociales y energéticos.

• Sanación emocional en todos los niveles de realidad.

• Entrar en el concepto de la multirealidad.

• Crear conexiones lumínicas de acompañamiento.

• Saber definir el tratamiento y realizarlo.

Todo ello lo aprenderemos desde la práctica y la propia experiencia en nosotros y en los demás. Si sientes vivir esta nueva aventura, te espero.

Un abrazo. Y recuerda que la cuántica  no es algo difícil. Es como tu Ser se mueve por naturaleza propia.

Inscripciones abiertas.